15 nov. 2014

¿Te ayudo a entrar en calor?

entrar-en-calor
Imagen:John Eckert


Poquito a poco, volvemos a la normalidad, después de un "resfriado" un tanto extraño, porque aunque me he librado del catarro gordo de tos, dolor de garganta y mocos varios, se me ha juntado una flojera enorme, molestias en las articulaciones, escalofríos de bufanda y bata de guatiné, y algún que otro estornudo de esos que te dejan hueca por dentro...

Y tú me dirás, bueno, y ¿para qué me largas a mi la fiesta?, pues, porque estos últimos días, tenía tanto frío, que lo único que me apetecía era hablar de calor, mucha, cuanta más, mejor. Así que aquí tenéis un especial de calefacción en toda regla, porque además todos los años, en cuanto llega el frío, volvemos a la misma historia: "Y ahora, ¿qué calefacción pongo, que gaste poco y cunda mucho?"

Pues yo, que de eso sé "un poquito", te voy a ayudar, para que escojas la mejor sin tener que pegar alaridos cuando venga la factura de la luz.

subida-en-la-factura

¿A ti también te pasa?, pues dentro vídeo!


     

Y para que tengas claro lo que consumes por hora, aquí te dejo una tabla orientativa para que te hagas una idea de lo que consumes tanto a diario como mensualmente, según el tipo de calefacción que estés usando:


tabla-de-consumo-de-potencias

 Descargatela y tenla siempre a mano.


Así que ejerciendo un consumo de 6 horas diarias, que es la media normal en los hogares, el gasto mensual estimado será entre 10-54€, por cada aparato encendido.

La clave está en conocer qué tipo de calefacción se necesita para cada circunstancia y en darle un uso correcto; es decir, si con una potencia tenemos suficiente, evitar encender las dos (que a veces, se hace por inercia o para calentar antes) Hoy en día la respuesta calorífica de los aparatos de calefacción, es bastante rápida y no hay necesidad de doblar para lograr un resultado óptimo.

Aunque ya lo he dicho en el vídeo, vuelvo a recalcar lo interesante que resulta el uso de una manta eléctrica en habitaciones, pues se produce un gasto extra en calentar una estancia en la que lo que verdaderamente necesita calor adicional es la parte de reposo. Estas mantas consumen sólo 60w por persona y el resultado es maravilloso, creedme, que yo la tengo y la disfruto! Hay personas que me comentan que les da miedo, pero es que no hay necesidad de dormir con la manta conectada. Simplemente, apagandola en el momento en que nos acostamos, tendremos calor de sobra hasta quedarnos dormidos y es un autentico alivio para los que tenemos (siempre) los pies congelados: yo debo ser la persona más friolera del mundo, porque no hay manera de que se me templen nunca, oye.

Si quieres reducir el consumo general del hogar, no te pierdas Cómo economizar en casa, con un montón de ideas, para que no te tiemble la cartera.

Por último, para los que buscan una calefacción de bajo consumo o ecológica, de la que tanto se habla ahora, los invito a leer este interesante artículo, sobre el "dudoso" ahorro que aportan.

Espero que te haya servido toda esta información, y si tienes alguna duda, aquí estoy para ayudarte en lo que necesites, deja tu comentario.

Que tengas un gran fin de semana y no pases frío, que después llegan los catarros...





2 comentarios:

  1. Gracias!!!! Muy instructivo, empezaremos a ahorrar (un poco más)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este master en economía que estamos haciendo a nuestro pesar, nos convertirá en los reyes del mambo cuando se levante un poco la situación (eso espero) mucho ánimo Paloma y no pases frío!

      Eliminar