14 jun. 2014

Cambiar la persiana NO es un rollo..

Creo sinceramente que es más difícil decirlo que hacerlo, sólo necesitamos tener claro los materiales y un par de conceptos básicos y veréis que os va a llegar la boca al suelo, cuando veáis el tutorial. Que, vamos al lío? ;)

Materiales que vamos a necesitar

En principio, los materiales dependeran del tipo de persiana, si van con tornillos, puntillas, etc..
pero básicamente, son estos:

  1. Lo primero a tener en cuenta es la medida y la anchura de la cinta. Debe ser del mismo largo y ancho que la que vamos a sustituir. Si aun no hemos sacado la antigua, y vamos a comprar guiándonos a ojo, lo ideal es pedir entre 5 y 6 metros (mejor que sobre a que nos falte), pero es importante tener en cuenta el ancho, ahí sí que debemos concretar.
  2. El siguiente paso es bajar completamente la persiana , nos vamos al tambor y desatornillamos para sacar la tapa.
  3.  A continuación, veremos cómo la persiana está sujeta al rodillo mediante un nudo de fijación. Podemos desanudarlo o si está muy complicado (como es sustitución) directamente cortarlo y extraerlo. Muy importante es tener en cuenta la dirección hacia la que va la cinta, para después poderla enrollar bien.Una vez extraída la antigua, pasamos la nueva por la ranura y volvemos a hacer un nudo (o dos y así se sujeta más),y enrollamos en la dirección correspondiente.
  4.  A continuación pasamos la otra punta de la cinta a través del pasacintas y volvemos a atornillar la tapa. Ya tenemos la primera parte del trabajo hecha, vamos a por la última.
  5. Desatornillamos en la parte inferior, el recogedor que está fijado a la pared y lo extraemos. Para recogedores externos, desatornillamos de la pared y quitamos la carcasa para acceder al interior. En el caso del recogedor interior, puede que esté algo ajustado y cueste sacarlo, para ello, lo mejor es tirar suavemente e ir dando pequeños golpes con el mango del destornillador en los lados a la vez que seguimos tirando hasta que salga.
  6. Ahora toca sacar la antigua cinta de la rueda del recogedor y pasar la punta de la nueva por la ranura del embellecedor del recogedor de persiana.
  7. Lo siguiente es hacer con unas tijeras , un pequeño corte en el extremo de la cinta de persiana, casi al final, lo justo para colar el gancho, el tornillo o clavo que nos encontramos en la rueda del recogedor.Ahora, cogemos la rueda del recogedor y sujetándola bien, empezamos a darle vueltas (unas siete u ocho serán suficientes, según los metros de cinta que tengáis que enrollar). Tened cuidado porque si al darle vueltas no la sujetáis bien, se puede escapar con velocidad y haceros daño en la mano.
  8.  Una vez que hayáis hecho esto, sin soltar la rueda en tensión, metéis la cinta, primero por el embellecedor del recogedor de persiana y a continuación, la engancháis al clavo (tornillo o gancho, cada uno viene de una manera) de la rueda. Y ya podéis soltarla, (con cuidado, por favor) e introducir el recogedor en el huecor (si es empotrado) o en la carcasa ( si el recogedor es exterior).
  9. Ahora atornillamos y listo! ya tenemos la correa cambiada ¿habéis visto qué fácil? =D
Espero que os haya sido de ayuda, si tenéis cualquier duda aquí me tenéis, ¡hasta la próxima!






0 comentarios:

Publicar un comentario