14 may. 2014

7 GRANDES INVENTOS QUE CAMBIARAN NUESTRO MUNDO (2 DE 3)

Seguimos, con la segunda parte de la trilogía de los "7 grandes inventos (hay cientos, pero para mí, estos son los más punteros) que cambiarán nuestro mundo". Para el que se haya perdido la 1º entrega (parezco el periódico de los Domingos, jeee), aquí la podéis ver.


Yo creo que la definición más acertada que le puedo dar a las Google Glass sería "un ordenador en la mirada" y es que las posibilidades son muy similares, pero bastante más cómodas.
Ahora mismo, en su primera salida a venta, están más centradas en un uso lúdico, más desenfadado, como grabar imágenes, tomar fotografías, interactuar en las redes, consultar el mail o un mapa... pero ya están estudiando seriamente adaptarlas al ámbito laboral y mas en concreto al terreno médico.
A través de una serie de aplicaciones, un cirujano, por ejemplo, podrá consultar las constantes vitales, sin apartar la vista de la operación, un forense, documentar las autopsias, a la vez que graba o fotografía, sin necesidad de quitarse los guantes; un medico, podrá acceder al historial del paciente, a través del reconocimiento de su fisonomía al entrar en consulta e incluso un dentista, podrá comparar radiografías anteriores del paciente sin dejar de trabajar en la boca del mismo.
Una de sus aplicaciones, en la actualidad, ya cuenta con un sensor, que avisa a los conductores, si en algún momento detecta que se quedan dormidos al volante y a continuación le indican la ruta más cercana donde poder descansar.

Con estas gafas, no habrá necesidad de un guía turístico, porque a la vez que miramos hacia el monumento o edificio en cuestión, se nos desvelará todos los detalles históricos así como la longitud del mismo.
Si nos perdemos por una ciudad, nos indicará la ruta de regreso, al igual que antes lo hacia el GPS.
A la hora de volar, podremos conocer los detalles del itinerario, así como los retrasos, el embarque, hacia dónde tienes que dirigirte a recoger tu equipaje e incluso, el tiempo que hará cuando llegues a tu destino. Y todo esto, sin dejar de mirar al frente...¡imprescindible para despistados como yo!
Estas y muchas funciones más, están o estarán disponibles, de aquí a nada, en fin, todo un mundo en la mirada. Visto así, no es de extrañar que en su primera salida a venta, por 1500$ agotara sus existencias en menos de 24 horas (o al menos así consta).
Algunos critican su elevado coste teniendo en cuenta, que los componentes que la forman no superan los 100$, pero lo que siempre se pasa por alto en estas cuestiones, es el tiempo dedicado, el número de personas que hay que pagar para llevar a cabo el proyecto y las ideas para convertirlo en realidad, porque precisamente, la creación en sí es lo que más valor tiene. Es decir, no te cobro por colocarte un tornillo, te cobro porque yo se donde ponerlo y tu no , ahí esta la diferencia.
Aún así, para el que no vea razonable su precio, ya han sacado una réplica, tipo DIY (hazlo tú mismo) por menos de 100€, las Pi Glass, aunque para poder crearlas, deberás tener una impresora 3D, con lo cual, como se dice en mi pueblo "lo comido por lo servido", es decir que al final, si nos ponemos a sumar, nos sale casi a lo mismo, con la diferencia de que encima tenemos que currarlas nosotros. Por cierto, para el que aun se pregunte que es una impresora 3D (me temo que a estas alturas, quedarán pocos), que no sufra, porque es el 4º invento (a continuación).
Como en todo lo que genera atención, hay pasiones y aversiones. Las críticas hacia una sociedad cada vez más robotizada y menos humana, no se han hecho esperar. Quizás por eso "el Gigante", ha contraatacado con este anuncio que muestra, como las gafas pueden captar grandes momentos de nuestra vida, de una manera que no sería posible sin ellas.

         
              
Yo soy de las que piensa, que los tiempos avanzan y no se paran ante nada ni nadie y que dándoles el uso correcto, como a todo (con mesura), significan un pasito más en un progreso que es inevitable. 
¿Y tú que piensas? ¿las comprarías?.


Una impresora 3D, es un dispositivo capaz de crear una copia sólida en tres dimensiones, generada de una plantilla, utilizando la cantidad de material necesario para su composición . Trabaja bastante bien con termoplásticos, aunque también puede crear copias digitalizadas en metal o resina líquida, aunque estos últimos van orientados hacia uso exclusivo industrial.
Sus empleos son muy variados, se pueden crear desde guitarras, hasta bicicletas, obras de arte, lencería, maquetas, prótesis, sillas, zapatos, maquillaje e incluso, armas: recientemente han detenido en Japón a un hombre por posesión de armas fabricadas.

La versatilidad es increíble y eso que todavía no las han desarrollado de forma potencial, pues en un futuro, se baraja con la posibilidad de llegar a crear órganos, comida y hasta edificios.
Actualmente casi todos los modelos imprimen a un solo color y tardan varias horas en finalizar el proceso de creación, aunque ya han sacado un ejemplar, que imprime en cuatro colores (además del blanco) y es capaz de crear el objeto 12 veces más rápido,  la ProDesk3D de botObjects. Os dejo el vídeo, que no tiene desperdicio:

           
Su precio está entre los 2000 y 2800€, dependiendo del modelo y las características que solicites.

 Es lo que tiene la tecnología, cada día sube un peldaño, hoy crean una cosa y a los dos días, lanzan otra que le da 20 vueltas a la anterior. Por eso, desde mi punto de vista, lo mejor es dejar pasar un tiempo prudencial, antes de meterse en la tarea de empeñarse hasta las cejas , para que a los cinco minutos, salga otra mejorada en posibilidades y precio.
Los precios (en general) son muy variados, oscilan entre los 100€ de la más económica hasta los 4000€, de la más costosa, y como en todo, las prestaciones, la capacidad, la rapidez y las posibilidades de creación, irán en función de lo que uno se rasque el bolsillo.
 A nivel mundial, la venta de impresoras 3D, asciende en lo que va de año a mas de 44.000 unidades, pero se estima que la cifra, supere el millón de ventas anual, para el 2018, toda una realidad de que las impresoras 3D, tendrán un hueco en buena parte de los hogares, para sacarle partido, no sólo a nivel profesional, sino también doméstico. ¿Qué te parece este invento? ¿le podrías sacar utilidad?

Bueno, pues hasta aquí llega la entrada de hoy, ya sólo te quedan tres por conocer. Si no quieres perdértelos, lo mejor es que te suscribas y lo recibas cómodamente en tu correo. No hacemos spam y respetamos absolutamente tus datos, sin compartirlos con nadie. Pero por si tu correo no piensa lo mismo (a veces pasa), no olvides revisar tu bandeja de correo no deseado si decides suscribirte, es importante que confirmes tu suscripción, para que no te pierdas nada. ¡Un saludo y hasta pronto!











0 comentarios:

Publicar un comentario